¿Como sé si mi idea de negocio es buena?

Esta es una pregunta bastante frecuente que se suelen hacer los emprendedores, y es lógico que sea así, al fin y al cabo nadie quiere desperdiciar meses de trabajo y capital en una idea que nunca fue buena desde el principio. En este post te daremos guías y conceptos para que tengas en cuenta a la hora de validar tu idea.

Origen de la idea.

El origen de una idea puede parecer irrelevante, al fin y al cabo una buena idea es siempre una buena idea, sin importar de donde venga. ¿No? Si y no al mismo tiempo. Yo creo firmemente en que una idea de negocio tiene que nacer como respuesta a una necesidad. Como solución a un problema. A mi entender una iniciativa que de arranque se concibe como una solución a un problema tiene más posibilidad de éxito que la iniciativa planteada por interés personal, sea técnico o financiero.

Muchas veces hay personas con gran capacidad técnica que indagan a fondo sobre una temática y luego quieren hacer un negocio sobre eso por puro interés intelectual propio. Esto no quiere decir que todas las iniciativas de este estilo fracasen, pero muchas veces pasa que los fundadores terminan creando una solución genial a un problema inexistente y les es muy difícil llegar al product-market fit y generar tracción.

Es ideal que la problemática que apuntes a resolver esté en aumento, y que el número de personas que la padezca sea grande, ya que este será tu mercado potencial.

Antecedentes.

Perfecto, encontraste un problema que tiene un sector de la población y pensás que tu idea puede llegar a solucionarlo. Ahora es el momento de buscar antecedentes, porque si tu solución es tan genial es posible que se le haya ocurrido a alguien antes. Este es un paso muy importante que varios fundadores se saltean por el llamado sesgo de confirmación: no buscan antecedentes porque no quieren encontrarlos. Una vez tengas tu idea concebida, es importante que te despegues de ella y la analices críticamente, si no lo haces corres el riesgo de enamorarte de la idea y terminar perdiendo tiempo y capital en consecuencia. Podés buscar antecedentes en Google, en libros y en redes sociales. Mientras más te esfuerces, mejor.

Psico Activa / Google Images

Entrevistas.

Ahora, una vez que decidiste resolver una necesidad llegó de ir a obtener información por tu cuenta. La realización de entrevistas es totalmente crucial en el proceso de validación de la idea. Yo considero que es ideal hacer dos tipos de entrevistas: entrevistas expertas y entrevistas al cliente. El objetivo y la metodología de estos dos tipos de entrevistas son diferentes.

En las entrevistas expertas lo que estamos buscando es poder tener conversaciones de calidad con interlocutores validados, personas que saben mucho sobre la problemática que querés resolver o el método que querés utilizar para resolverla. En esta etapa vas a poder conseguir insights muy valiosos y quien sabe, quizá un futuro socio o aliado clave para tu emprendimiento.

Por otro lado, también son cruciales (y quizá incluso más importantes) las entrevistas a tus clientes. En este punto es fundamental que pienses muy bien el armado de las preguntas. No querés saber cosas aleatorias, querés conocer tu cliente a fondo y entender si realmente tiene el problema que vos estás intentando solucionar. El libro Lean Analytics recomienda que hagas 15 entrevistas, y si tenés más de un segmento de público que hagas 15 por segmento. Como regla general: no hagas ninguna pregunta cuya respuesta no cambie tu comportamiento. Tu objetivo es saber todo lo que baje el riesgo de tu propuesta de negocio y de tu MVP (Producto Minimo Viable).

Conclusión.

En definitiva, validar un negocio toma tiempo, pero es una tarea totalmente esencial para poder desarrollar tu emprendimiento correctamente. Esta es una guía inicial para las personas que no sepan por dónde empezar. Si quieren que desarrollemos más a fondo algún punto nos lo pueden decir y lo haremos con gusto, un saludo y esperamos que les haya sido útil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *